Sin lugar a dudas, el jamón ibérico es uno de los productos gastronómicos más emblemáticos de España. Su elaboración artesanal, su sabor intenso y su textura única lo convierten en una de las joyas de la cocina española. Sin embargo, debido a los altos estándares de la normativa de calidad del ibérico, no todas las piezas pueden registrarse como tal. En ese caso, hablamos de jamón ibérico sin norma, un producto de gran calidad, a un precio muy interesante. Os hablamos sobre él en nuestro blog de La Casa del Jamón.

Qué es el jamón ibérico sin norma

Los jamones sin norma o fuera de norma, no han sido certificados dentro de la norma del ibérico debido a factores como el peso del animal o la merma durante el proceso de curación.

A pesar de no contar con la denominación oficial, estos jamones pueden ofrecer una calidad y sabor excepcionales a un precio inferior al de los productos amparados por la normativa.

La producción de jamón ibérico sin norma sigue los pasos tradicionales: desde la cría de los cerdos, preferentemente en régimen de montanera (donde los cerdos se alimentan principalmente de bellotas y pastos naturales), hasta el meticuloso proceso de curación que puede durar desde 24 hasta 48 meses.

Una vez finalizado el proceso, puede suceder que no cuenten con el peso específico del ibérico, o que su grado de infiltración no se corresponda con el estipulado. Puede ser porque no haya engordado lo suficiente durante la montanera, porque no entró a tiempo en dicha fase o se sacrificó antes del momento establecido.

Comprar jamón sin norma en oferta

Estos pequeños detalles hacen que el jamón ibérico sin norma siga siendo un producto de gran calidad, a un precio estupendo.

Por ello, es interesante aprovechar las ofertas en jamón ibérico sin norma, como las que ofrecemos a nuestros clientes en La Casa del Jamón.