//Cómo nació la tapa de jamón

Cómo nació la tapa de jamón

¿Hay algo más español que las sabrosas tapas que acompañan nuestro tradicional aperitivo? ¿ Cómo nació la tapa de jamón ?

¿Pero cuando surgió esta costumbre? Vamos a dar un paseo por la historia para esclarecer este curioso misterio.

Tapear forma parte de nuestra cultura social a lo largo de todo nuestro país, es raro salir a tomar una cerveza y que en el bar no nos pongan una pequeña tapa con la que abrir el apetito al almuerzo.

De todas las tapas, la más demandada y agradecida es la tapa de jamón.

Cuando hablamos de tapa, nos referimos a una pequeña porción de comida que acompaña a una bebida, y las teorías sobre su inicio son las que a continuación relatamos.

La leyenda cuenta que Alfonso X el Sabio tenía  que beber diariamente sorbos de vino para curarse de su enfermedad  y para evitar la embriaguez, comía pequeñas raciones de alimentos.

Cuando el rey se recuperó, instauró en Castilla la obligación de servir comida con cada vino que servían, de esta manera “tapaba” los efectos embriagadores de la ingesta de alcohol.

A parte de esta genial iniciativa, permitía cubrir las jarras donde se servía el vino, con una rebanada de pan o jamón, evitando que entraran moscas, insectos o polvo.

Existen otras curiosas historias que rodean el origen de la tapa de jamón y que en esta ocasión el protagonista fue Fernando el Católico, que camino a Granada decidió parar en una taberna para refrigerarse.

La sorpresa fue que estaba todo lleno de moscas, el tabernero al servir la bebida le puso una loncha de jamón encima de la jarra y profirió la famosa frase “Aquí tiene su tapa, majestad”.

Una historia más moderna, cuenta que Alfonso XIII, camino al sur de España, paró en una posada a descansar del largo viaje y cuando estaba bebiendo una relajante copa de vino, un fuerte viento levantó una nube de polvo, el mesonero le dio una loncha de jamón para tapar la copa y evitar que entrasen cuerpos extraños en el vino.

El rey agradeció el gesto y le pidió al mesonero que le sirviera otra copa más, pero esta vez con otra loncha de jamón a modo de tapa. De ahí la tradición Andaluza actual de servir siempre una tapa de jamón con cada bebida.

También existen varias historias populares que hablan de como los trabajadores del campo protegían sus jarras de vino del polvo del camino y de los bichos.

En cualquier caso, la tradición se ha quedado a través de la historia con nosotros e incluso ha traspasado fronteras.

En la casa del jamón rendimos este curioso homenaje a todos los consumidores de jamón, recordando que en nuestras instalaciones podrán probar cualquier tipo de jamón, asesorándoles del mejor en cada caso.

Una vez más, recordamos que en La casa del jamón, somos líderes en España en jamones envasados al vacío.

 

2018-05-24T07:35:09+00:00 23 mayo, 2018|Noticias|0 Comentarios

Deja un comentario

Si nos compra un jamón o paletilla, el corte y el envasado es GRATUITO,
pero si le regalan un jamón y no sabe cómo cortarlo y envasarlo, se lo podemos hacer en bolsas de 100 gramos o el peso que usted elija.
Paletilla (15 euros) - Jamón (20 euros). Descartar